Artículos

HDMI 2.1: ¿En qué consiste? ¿Vale la pena comprar una Smart TV 8K compatible?

HDMI 2.1

Hace un par de meses que el HDMI 2.1 fue anunciado de forma oficial. Hablamos de una tecnología que ofrece mayor resolución, audio eARC, tasas de refresco más rápidas y variables (VRR), velocidades de transmisión de 48 Gbps y HDR dinámico. Pero, viendo las bajas ventas de los televisores 8K, ¿vale la pena apostar por esta tecnología?

Antes de entrar a valorar si vale la pena comprar un televisor inteligente que sea compatible con la tecnología HDMI 2.1, vamos a ver cuáles son las principales ventajas que aporta esta solución de extremo a extremo con resolución 4K y 8K.

Principales ventajas de la tecnología HDMI 2.1: mayores resoluciones

La ventaja más clara de utilizar la tecnología HDMI 2.1 lo vemos en las resoluciones y las tasas de refresco que soporta. Como os hemos indicado, podemos visualizar contenidos en resolución 4K y 8K, pero con una tasa de refresco muy superior a la de un cable estándar.

HDMI 2.1

Respecto al 8K, tenemos una resolución de 7680 x 4320 que ofrece de por sí una experiencia a la hora de visionar contenidos multimedia realmente inmersiva, además de contar con una tasa de 60 HZ para ofrecer unas transiciones suaves.

En cuanto al 4K, en este caso soporta una tasa de 120 kHz, lo que se traduce en unas imágenes UHD nítidas y definidas aunque hayan movimientos muy rápidos, lo que hacen que el HDMI 2.1 sea ideal para disfrutar de películas de acción, juegos triple A, contenidos de realidad virtual y especialmente para deportes.

HDMI 2.1

Además esta tecnología soporta diversas resoluciones, como 5K y 10K en pantallas de PC gracias a su compatibilidad con gran cantidad de formatos; 4K 50/60, 4K 100/120, 5K 50/60, 5K 100/120, 8K50/60, 8K 100/120, 10K 50/60 y  10K100/120.

A esto hay que sumarle el soporte a los espacios de color más avanzados como BT.2020 con 10 o más colores bit, además de ser compatible con espacios de color de 12, 14 y 17 bits.

HDMI 2.1

El HDMI 2.1 es el mejor aliado del HDR

Otra de las ventajas de la tecnología que integran los cables HDMI 2.1 es que son compatibles con la gran mayoría de soluciones HDR dinámicas y estáticas. Como sabréis, el HDR ofrece un mayor contraste entre brillos y sombras, realzando las imágenes en vídeo y ofreciendo unos negros más oscuros y unos blancos más brillantes.

Diferencias entre HDR10, HDR10+, Dolby Vision y HLG

Todo esto sin perder un ápice de nivel de detalle. Además el HDR dinámico ofrece una progresión en todo el contenido que estemos visualizando si lo comparamos con el HDR estático o el SDR. Pues el HDMI 2.1 es capaz de soportar y alternar HDR estático y HDR dinámico, por lo que es capaz de optimizar cualquier contenido frame a frame. Sí, puedes ver una película en la que el HDR vaya variando en cada escena para ofrecerte una calidad de imagen sin precedentes.

Una mejora en el ancho de banda más que notable

La tecnología HDMI 2.1 nos ofrece un gran ancho de banda, siendo compatible con cables 48G, incluyendo vídeo 8K con HDR al contar con un ancho de banda tan amplio. De esta manera se consigue trabajar con un cable más resistente y un EMI realmente bajo. Además es retrocompatible por lo que puedes utilizar un cable HDMI 2.1 con dispositivos que cuenten con una tecnología anterior.

HDMI 2.1

La compatibilidad del HDMI 2.1 con eARC promete una calidad auditiva impresionante

Una de las mayores ventajas de la tecnología HDMI 2.1 es que tiene soporte con eARC (enhanced Audio Return Channel en sus siglas en inglés). Esta tecnología permite ofrecer capacidades de control avanzadas en nuestra señal de audio, lo que hará las delicias de los usuarios más audiófilos.

Y es que el uso de conectores HDMI 2.1 permite que cualquier receptor AV ofrezca una calidad de audio de una calidad exquisita. Decir que eARC es compatible con los formatos de audio más avanzados, como object-base que ofrece una experiencia de audio inmersiva y multidimensional, además de ser compatible con Dolby Atmos, MPEG-H y DTS-X.

De esta manera nos garantizamos una calidad de sonido difícil de superar y que permitirá disfrutar de cualquier contenido como nunca antes habíamos escuchado. ¿qué más puedes pedir?

HDMI 2.1

Tasa de refresco variable, el sueño de todo gamer llega con el HDMI 2.1

Por último, el HDMI 2.1 es compatible con el modo de juego VRR, o tasa de refresco variable. Este soporte ofrece una experiencia de juego más fluida al permitir que el procesador de gráficos 3D transmita y muestre una tasa de frames que se renderiza, envían y muestra de forma individual ofreciendo una calidad como nunca has visto antes.

Esto es una gran ventaja ya que además reduce el lag de interacción, temblores saltos y congelaciones de imágenes permitiendo la tecnología HDMI 2.1 que los dispositivos permiten reproducir características extremas de juegos.

Unas especificaciones impresionantes y que permitirán una experiencia a la hora de disfrutar de videojuegos, especialmente con tecnologías de realidad virtual, con un nivel de realismo que hará las delicias de cualquier usuario.

HDMI 2.1

¿Vale la pena apostar por televisores 8K con tecnología HDMI 2.1?

Y ahora viene la pregunta del millón. Hemos visto las bondades de esta tecnología por lo que, ¿vale la pena el esfuerzo económico necesario para tener un Smart TV 8K compatible con HDMI 2.1? La respuesta es un rotundo no. Y razones no nos faltan.

Para empezar no hay contenidos suficientes. Hace poco os hablamos de un canal de televisión japonés que ha sido el primero en ofrecer su contenidos en calidad 8K. Y poco más. A día de hoy las consolas no son capaces de pasar de resoluciones 4K a 30 FPS. La Xbox One X es la única consola capaz de soportar 4K nativo por lo que este tipo de periféricos mejor dejarlos de lado.

Quitando a las consolas del mercado, los únicos beneficiados de las bondades del HDMI 2.1 son los usuarios de PC, que podrán exprimir al máximo sus juegos preferidos gracias al VRR, pero por lo demás no vale la pena. El UHD llegó en 2016 y habitualmente saltamos de generación cada 8 años, por lo que hasta 2024, o más adelante, no empezaremos a tener de forma masiva contenidos en 8K.

Y teniendo en cuenta que esta tecnología ha sido presentada hace tan solo unos meses, y que depende de los grandes fabricantes que el HDMI 2.1 acabe siendo compatible, lo mejor es esperar unos años a que esta tecnología se estandarice. Además, tal como están bajando los precios de los Smart TV actuales, vale la pena comprar una televisón 4K y ya en 5 o 6 años plantearse dar el nuevo salto generacional.

Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top