Reviews

Comparativa Sony XH95 vs LG C9: LED Full Array vs OLED

Como pequeño aperitivo de la review de la espectacular Sony XH95 (que podéis ver en forma de vídeo pulsando aquí y en artículo escrito en unos días), os dejamos hoy con una comparativa muy esperada. ¿LED FALD u OLED? Sabemos que no es lo más justo del mundo, ya que la Sony es un televisor LED y la LG una OLED, pero sirve para ver como está evolucionando las Full Array como la XH95, llegando a sorprender muchísimo en cuanto a resultados.

Con sus 1250 nits en modo calibrado al 10%, como podréis ver, en muchas escenas el nivel de brillo de la Sony es claramente superior. Muchas veces no es tanto por el nivel de nits si no como por la ausencia (o menor restricción) de ABL, ese sistema de protección y limitación de brillo que actúa cuando hay una escena con mucho color blanco. Ese problema en los televisores LED prácticamente no existe, sin embargo es uno de los grandes talones de aquiles de la tecnología OLED.


En cuanto a tecnología, como comentábamos, la Sony XH95 se presenta como una grandísima candidata a la mejor TV calidad/precio dentro de la gama alta de los modelos LCD LED. Lo cierto es que con sus 48-50 zonas, sorprende lo muy cerca que se queda muchas veces en cuanto a nivel de negro, detalle en sombra y contraste de la OLED, siendo un modelo más económico que éstas. Por otro lado, la tecnología OLED parece seguir estancada en unos 700 nits al 10% en HDR (con excepción de su señoría, la Panasonic GZ2000), aunque gracias a su tecnología de píxel autoemisivo el contraste y el «pop» es mayor que en un televisor LED. Es decir, las altas luces son menos brillantes, pero la imagen es más contrastada y con sensación 3D y de profundidad que una FALD, motivo por el que año tras año se alzan con la corona de mejor TV del año.

Por otra parte, en el rango dinámico normal (SDR), la diferencia entre ambas se acortan mucho. Si nos ceñimos a la norma ISF cinematográfica, ésta deja claro que el nivel de nits medio debe rondar entre los 100-120 nits para toda la escena, algo que ambos televisores llegan sobradamente, pero la ventaja aquí de la OLED es que no tiene ningún inconveniente, al no tener que emitir más nits. Sin embargo, la Sony XH95 vuelve a sorprender quedándose cerca de la OLED en nivel de negro y contraste, pero pudiendo emitir mucho más brillo, gracias de nuevo a una ausencia casi total de ABL, algo que puede venir muy bien en salones muy iluminados o donde se suela ver el televisor con mucha luz artificial.

La pregunta a realizar es…¿hay tanta diferencia entre ambas? ¿merece la pena el sobrecoste de un panel OLED? nosotros podemos ayudaros a conocer el camino, pero sois vosotros quienes tenéis que recorrerlo. O dicho de otra forma: os podemos dar todos los datos y pruebas que nos pidáis, pero la elección final será siempre vuestra, basada en gustos personales y necesidades de cada uno. Como siempre, esperamos que os sea útil.

Únete a nuestro canal de Telegram

To Top