Tutoriales

Guía rápida para comprobar problemas en tu OLED

Las maravillas de la tecnología OLED a veces provocan que no veamos más allá de sus beneficios y tendamos a ocultar sus (pocos) defectos. Es por ello que desde AVP hemos decidido hacer esta guía básica para comprobar que tu TV funciona de forma correcta y, en algunos casos, evitaros un susto y poder tramitar una devolución o reembolso al encontraros dentro del periodo de desistimiento de los 15 días que tenéis por ley.

En este tutorial aprenderás los siguientes puntos de tu TV:



  1. Que televisor no sufra de banding vertical en IRES cercanos al negro (más abajo veremos qué es todo esto).
  2. Que tu televisor no tenga desviaciones de tinte en patters blancos al 100%.
  3. Que tu TV no tenga píxeles muertos o vagos.
  4. Que no sufra de macrobloques iluminados (problema que ocurre en las LG OLED 2018, más información pulsando aquí:

Material necesario para realizar las pruebas

Antes de comenzar necesitamos tener lo siguiente:

  1. Un PC o Mac.
  2. Un pendrive de cualquier tamaño.
  3. Los patrones para comprobar los defectos, que os podéis descargar pulsando aquí.
  4. Nos iremos a nuestro PC, donde tras descargarnos los patrones del punto número 3, los descomprimiremos en el pendrive. Nos tiene que salir 4 archivos mp4.
  5. ¡Paciencia, un café y mucha suerte!

0. Pasando un ciclo de compensación grande

Si estamos entre las primeras horas de funcionamiento de la TV, es opcional pero recomendable si es una LG OLED de 2018 (NO lo hagáis con el resto de marcas ni años) pasar un ciclo de compensación grande (IMPORTANTE no abusar de ello, como mucho hacer 1 al año) para que el panel se asiente y el voltaje dado a cada píxel se iguale lo máximo posible. El ciclo de compensación, es muy importante es las gamas 2018, ya que por defecto vienen con mucho DSE (Pantalla sucia); de esta forma estabilizamos el voltaje de los píxeles y queda completamente uniforme; importante hacerlo solo en las 2018 y solo una vez, ya que el ciclo es demasiado estresante para el panel como para hacerlo más veces al año. Para hacerlo, podéis consultar el manual del fabricante, normalmente suele llamarse Ciclo de compensación, Reparador de píxeles o Reparador de panel:

Reparador de pixeles en una LG OLED 2018

1. Comprobación del banding vertical en nuestra OLED

Este es el paso más importante de los cuatro (junto con el 4), ya que un defecto importante en este campo podría marcar para siempre nuestra experiencia con nuestra nueva y flamante OLED. Es primordial hacerlo de noche y sin ninguna fuente de luz cercana, es decir, en absoluta y total oscuridad. Lo primero será, lógicamente, introducir el pendrive en la TV. Acto seguido iremos al pendrive desde la TV, donde veremos una pantalla similar (si tenéis LG, si no la imagen será distinta pero el procedimiento es idéntico) a la siguiente pero con los 4 archivos mencionados:

Perfecto, ahora antes pulsaremos sobre el archivo llamado 5% Gris, veréis como al momento empieza la reproducción del patrón. Ahí veréis trabajar el 5% de gris en vuestra OLED y podréis apreciar si tenéis o no banding. Os dejamos unas imágenes de como consideramos que sería una buena uniformidad, una uniformidad media (la normal) y una mala uniformidad:



Ejemplo de una muy buena uniformidad

Ejemplo de la uniformidad normal de una OLED

Ejemplo de mala uniformidad

Ya corresponde a cada uno contentarse o no con la uniformidad de su panel, aunque recomendaríamos encarecidamente tirar de garantía o devolución en caso de tener un modelo con mala uniformidad similar a la de la tercera fotografía.

2. Comprobando el blanco de nuestra OLED

Otro problema, este más raro y menos molesto, es la posibilidad de que nuestra TV venga con tintes amarillentos o verdes cuando ponemos un fondo de color claro o blanco. Para comprobarlo, abriremos el pendrive de idéntica forma al que hicimos en el paso 1 pero esta ver reproduciremos el archivo llamado 100% Blanco, una vez reproduciéndose ya podremos ver si tenemos algún tipo de tinte y cuan molesto (o no) puede llegar a ser. Nuevamente os dejamos unas referencias:

Ejempo de blanco prácticamente perfecto

Ejemplo de panel con rastros de tinte amarillo en el lateral izquierdo

Panel claramente afectado por varios tintes magentas y amarillos

De nuevo depende de vosotros el valorar el estado del panel, aunque de nuevo os recomendaríamos no quedaros con un panel como el del tercer ejemplo.

3. Píxeles muertos y píxeles vagos

Otra posibilidad, aunque ya más remota aún, es que vuestro panel os salga con un píxel muerto (se queda apagado siempre) o vago (se queda fijo en un color verde/amarillo/rojo). En los paneles OLED 4K existen más de ocho millones de píxeles por lo que detectar uno muerto o vago es tarea complicada y muchas veces no merece la pena devolver el televisor por ese error.

De nuevo, abrimos nuestro pendrive y reproduciremos primero el archivo 100% Verde:



Nos acercaremos cuidadosamente a la pantalla y observaremos poco a poco toda la superficie en busca de un píxel apagado o de color magenta. Si no hay nada, pasaremos a hacer lo propio con el patrón Magenta:

Ejemplo de un píxel vago

Si aún así no hemos encontrado nada, enhorabuena, el panel está perfecto. Si habéis detectado un píxel amarillo, negro, verde o magenta pues tenéis la mala suerte de tener un pixel vago o muerto. De nuevo, es cosa vuestra valorar un cambio o sustitución de la TV.

4. Macrobloques excesivos en IREs bajos en la gama OLED 2018

Este problema lo trataremos específicamente en otro artículo aparte, dedicado a ello, pulsando aquí. Eso si, recordad que solo está afectada una supuesta tirada defectuosa de esta gama, posiblemente de fabricación en Junio de 2018 (podéis ver como saber la fecha de fabricación pulsando aquí) y afectando más a modelos de 55″ que a los de 65 y 77″.



Conclusión

Esta guía pretende ser didáctica y evitaros un susto en los primeros días de uso del panel, pudiendo hacer una devolución o reembolso durante los primeros 15 días. Nuestra intención no es crear alarmismo ni hacer de una serie de casos particulares, una norma general. Pero como dice el dicho: más vale prevenir que curar y más con TVs que cuestan tanto dinero.

To Top