Noticias

Samsung abandona al LCD para pasarse al OLED

Noticia bomba en Corea. Según los últimos informes, Samsung estaría cerrando plantas de producción destinadas a LCD para dar paso, progresivamente, a la fabricación de TV OLED. Este cerramiento obedecería a una línea de trabajo a largo plazo que la marca coreana ha bautizado como Proyecto C, que implica un abandono paulatino del LCD para comenzar a fabricar de forma masiva televisores OLED, según informa The Elec. De hecho, según la fuente, la intención de Samsung es cerrar completamente todas las plantas de fabricación LCD en Corea.

Proyecto C: bienvenido a casa, OLED

Después de meses de rumores, Samsung parece haber abierto la mano a la fabricación de televisores OLED (en vista de las apabullantes ventas en la gama alta de LG, Sony, Philips y Panasonic, a las que se han sumado marcas alemanas como Metz o, próximamente, marchas chinas como TCL o Hisense). En octubre de 2018, el CEO de Samsung Display reconoció que estaban investigando una tecnología llamada QD-OLED (o lo que es lo mismo, un panel OLED pero que el color no se genere tras un filtro RGB al pasar la luz blanca, si no que se le añadirían Quantum Dots o Nanopartículas). El Proyecto C es un plan de inversión a largo plazo para lograr la producción masiva de televisores OLED y no quedarse atrás con respecto a la competencia.



Por todo ello, Samsung Display ha detenido hace unos días la producción dos de sus grandes fábricas de octava generación de TV LCD en Corea del Sur. La línea ha estado en funcionamiento desde 2007 cuando Sony y Samsung crearon el Joint Venture llamado S-LCD, para producir conjuntamente paneles de TV LCD y competir con el mercado chino. Hay dos líneas (8-1 y 8-2) cada una dividida en fase 1 y 2. La línea 8-1 fase 1 es la que se ha cerrado. Se espera que Samsung también cierre el resto de las líneas que componen la planta de octava generación.

OLED vs LED vs MicroLED: ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada una?

«En los próximos días o meses, Samsung Display irá cerrando poco a poco el resto de las líneas de la fábrica 8G (octava generación) de LCD,  junto con las líneas 7-2 restantes después de cambiar la mayoría de ellas para producir paneles OLED pequeños y medianos«. Palabras de una fuente de alto nivel de Samsung, según el diario coreano The Elec.

Se cree que Samsung está cerrando las líneas para comenzar la instalación de equipos de producción para paneles OLED ya no solo de tamaño medio, si no de gran tamaño. Las fuentes de The Elec también confirman una compra masiva de tecnología de producción de paneles OLED a más tardar a  finales de octubre de 2019.

Modelo OLED de Samsung, a la venta en…¡el año 2013!

Fin de la era LCD en Corea

Se da la extraña paradoja, que si Samsung termina cerrando estas plantas de fabricación, ya no no quedará ningún fabricante de LCD en suelo coreano. Incluso para montar sus nuevos modelos QLED, tendrían que acudir a las fábricas establecidas en China (como la nueva planta LCD 11G de CSOT (TCL) que comenzó la producción en masa a principios de este año). El 10% de los paneles de la nueva planta china están reservados para Samsung, movimiento que encaja con la información del cierre en Corea.



Cuando Samsung cerró su línea 8-1, casualmente se reveló que el fabricante ICD había firmado un contrato con Canon Tokki. Los expertos en esta industria creen que está relacionado con los planes de Samsung para el OLED.

Para los más despistados en el mundillo, la relación de Samsung con la tecnología OLED y todos sus vaivenes viene de lejos. La compañía ya puso a la venta su flamante TV OLED en 2012 y 2013, pero finalmente tuvo que abandonar el plan debido a los costes de producción (pues los modelos de Samsung eran RGB puros, lo que suponía un sobrecoste enorme y problemas como la degradación del píxel azul) y la irrupción de los panes OLED WRGB de LG, exentos de todos esos problemas. Posteriormente, Samsung se vio obligado a dar una segunda vida a sus televisores LCD, añadiéndoles nanopartículas (o Quantum Dots, tecnología de Sony existente en modelos de TV de gama alta desde 2011) y acuñando el término QLED.

Los informes afirman que Samsung ha visto aumentar las ventas de televisores LCD QLED durante el último año, pero que son números inflados y no revelan la realidad. La compañía ha estado expandiendo el nombre para cubrir televisores de 43 y 49 pulgadas más pequeños y asequibles como por ejemplo los de la serie Q6 de rango medio. Es decir, este último 2018-2019 se ha dedicado «recategorizar» TVs que otros años no tenían la etiqueta «QLED» para así poder incluirlos en los informes y maquillar los números. Sin embargo, Samsung todavía tiene buenas ventas en el segmento de 70 pulgadas y más, según los datos de ventas de IHS Markit, dado el coste excesivo de la tecnología OLED en esas diagonales. Sin embargo, la popularidad de los televisores OLED está relegando a los televisores LCD premium al sector de gran pulgada (por el tema de los precios), algo no muy distinto de lo que ocurrió con los televisores de plasma.

Todo esto según el periódico coreano The Elec, que es la fuente original de nuestra noticia.



To Top