Tutoriales

Así puedes calibrar profesionalmente tu televisor con Calman AutoCAL

Es uno de los debates eternos de las comunidades aficionadas (o apasionadas) al mundo del cine. ¿Debo calibrar mi televisor? ¿mejorará la calidad de imagen? la respuesta es un rotundo si, pero la mejora depende en función del televisor que estemos calibrando y como viniera de fábrica (incluso en dos televisores del mismo modelo puede haber diferencias bastante notables).

Sea como fuere, si te has decidido a calibrar tu nueva Smart TV, en este vídeo y pequeño artículo vas a aprender todo lo necesario para poder hacerlo o comprar un servicio de calibración. Si lo que quieres es contratar a alguien para que te calibre tu televisor, no hay nadie más económico en España y con mejor servicio que el que podrás adquirir pulsando aquí. Si por contra eres un manitas o alguien que le encante cacharrear y aprender cosas nuevas, en nuestro videotutorial también aprenderás paso a paso lo que tienes que hacer. En este artículo vamos a resumirte todas las herramientas necesarias para ello:


Colorímetro o sonda

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

La herramienta más importante de todas para poder llevar a cabo una calibración profesional es la sonda. Encontrarás muchos modelos y de diversa calidad (desde los 50 euros hasta los 6000), dado que nos vamos a centrar en una calibración estándar, os recomendaríamos la nueva sonda de X-Rite, la i1 Display Plus que podéis comprar en Amazon rondando los 280 euros. Otra opción muy válida es el modelo anterior, que apenas tiene diferencias con la actual (Plus) que también encontraréis en Amazon a un precio sensiblemente menor, unos 230 euros. Ambas sondas se categorizan en un segmento entre el mercado consumer y el mercado profesional, siendo una sonda extremadamente precisa y con unos resultados más que sorprendentes (el margen de error normal suele oscilar entre el 1 y el 3%), acercándose mucho a espectofotómetros profesionales como el archiconocido Klein-K10, cuyo precio ronda los 6000 euros en Amazon.

En cualquier caso, si alguien está interesado en eliminar totalmente ese pequeñísimo margen de error, es posible perfilando la sonda. Es un procedimiento en el cual se compara una sonda o colorímetro profesional y se ajustan los resultados en la X-Rite, resultando al final tener un equipo idéntico al profesional pero mucho más económico. Otras mejoras para los más puristas sería el uso de un archivo EDR, usado para corregir las desviaciones de los resultados en función de la tecnología de la pantalla que estemos calibrando (proyector, OLED, LCD, WRGB, etc.), pero esto al ser algo más avanzado lo dejamos en la mano de cada uno.

Software Calman AutoCAL

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro aspecto importante es el uso de un software profesional que sea compatible tanto con la sonda que acabamos de comprar, como con nuestro televisor. El más extendido con mucha diferencia es Calman, que al igual que en el caso de las sondas, cuenta con varios tipos de licencia en función del perfil del usuario. Tenemos desde un paquete profesional que alcanza los 3000 dólares hasta paquetes individualizados por gama de televisor y que solo funcionan con AutoCal, que es lo que nos interesa y a un precio mucho más competitivo: 145 dólares. AutoCAL es una nueva tecnología que, si nuestro televisor es compatible, nos facilitará enormemente la vida al no tener que reproducir patrones y tomar medidas y los más de 26 puntos de la escala de grises ni en todos los puntos de color. Todo se hace, prácticamente, de forma automática. Y en el vídeo que os dejamos podéis ver como es ese proceso y que opciones usar o cuales descartar.

PC o portátil

Por supuesto, necesitamos «algo» a lo que conectar la sonda por USB y donde instalar el software de Calman. Éste es compatible tanto con MacOS como con Windows, así que los usuarios del sistema de la manzana no tendrán ningún problema en instalarlo. Es cierto que es más recomendable el uso de un pequeño portátil, ya que es más manejable y podemos movernos si nos hace falta, además que no necesitaríamos monitor ni periféricos de ningún tipo. Solo un equipo donde instalar el software y poder manejarlo.

Ah, también nos dejábamos lo más importante: la sala debe estar completamente a oscuras para que la calibración sea válida. Con todas las herramientas detalladas aquí y un vídeo paso a paso de cómo realizar una calibración profesional, la decisión es solamente tuya. ¡Esperemos que os resulte útil!

Únete a nuestro canal de Telegram

To Top