Noticias

Los televisores Neo QLED 4K y 8K de Samsung llegan a España

Televisor 8K NeoQLED QN900A de Samsung

Desde hoy mismo ya están disponibles los primeros televisores de Samsung equipados con la tecnología MiniLED. Este sistema no sólo permite fabricar pantallas aún más finas, sino que mejora tanto la iluminación, como la calidad de imagen. Esta gama Neo QLED, que llega a las tiendas con la intención de competir en la gama alta, tanto con los televisores con panel LCD como con la nueva generación OLED, consta de cinco modelos, QN900A y QN800A con resolución 8K y QN95A, QN90A y QN85A con 4K UHD.

Los denominados Quantum Mini LEDs son 40 veces más pequeños que los LEDs tradicionales, lo que permite que en el mismo espacio haya una mayor cantidad de diodos LED. Mejorando así las tonalidades, el contraste y la iluminación, que alcanza los 4.000 nits en el modelo QN900A. En su fabricación, se ha sustituido la cápsula de difusión de luz de los diodos por una microfilmina, que reduce la dispersión de la luz, aumentando la precisión de iluminado de cada píxel.



El negro perfecto, sin halos ni efecto blooming, está al alcance de esta gama, ya que este se genera por una ausencia de iluminación. Lo que mejora notablemente el visionado de las películas que transcurren de noche y la precisión de las partidas más frenéticas de tus videojuegos preferidos, donde cada detalle es clave. Esta es una características que les hace dignos competidores de la tecnología OLED, donde cada píxel es autoemisivo, es decir, emite su propia luz.

CONTRASTE E ILUMINACIÓN

En esta nueva gama de Samsung, al aumentar la densidad de diodos, los paneles permiten un mayor control sobre la atenuación local. De esta forma, aumenta la pureza del color y permite una reproducción más precisa de tonalidades gracias a la tecnología Quantum Dots, que ofrece colores puros y estables a cualquier nivel de brillo.

Para gestionar esta nueva tecnología, la gama Neo QLED presume de músculo con nuevos algoritmos de gestión de la retroiluminación y un procesador más potente, el Neo Quantum 8K. Un ‘cerebro’ capaz de utilizar datos, generados a partir de 16 redes neuronales, para mejorar cada detalle visual de los contenidos 8K. Asimismo, aseguran que también es capaz de reescalar contenidos que no son en 8K.

Además, estos televisores cuentan con un nuevo motor de procesado, a la altura de las exigencias del HDR+. Un sistema que convierte los contenidos no HDR retocando el brillo, colores y contraste en tiempo real. Una capacidad de inmersión que se complementa con un marco casi invisible que ofrece un 99% de pantalla.

A PRUEBA DE LUZ SOLAR

El televisor QN900A, de 65, 75 y 85 pulgadas, en el cara a cara y con unas condiciones lumínicas desfavorables, como es el sol del mediodía de un Madrid primaveral, muestra una iluminación sobresaliente. Este aparato, con una resolución 8K real con 33 millones de píxeles, es capaz de competir con el astro rey, ya que hará innecesaria la costumbre de bajar las persianas para disfrutar de cualquier contenido multimedia.

El contraste y las distintas tonalidades que nacen, se difuminan y se disgregan ante los ojos del espectador, dan fe de que estamos ante un salto tecnológico que en palabras de Nacho Monge, TV & AV Marketing Manager en Samsung Electronics Iberia, será la base tecnológica de la compañía durante los próximos cuatro años. Eso sí, con una puesta en acción con imágenes de prueba de la compañía, aún quedaría ver como se comporta con otros contenidos.

Teniendo en cuenta el elevado precio de los televisores 8K de esta gama, por algo menos, las especificaciones de los modelos 4K no se quedan cortas. El QN95A con tres tamaños, 55, 65 y 75 pulgadas, es apreciablemente más fino que su versión anterior, gracias a la tecnología MiniLED. Contando, además, con especificaciones muy similares.

MULTIPANTALLA Y TELETRABAJO

Uno de las funcionalidades más atractivas es la posibilidad de visualizar dos contenidos diferentes en los modelos 4K y ocho en los 8K. De esta forma, se podrán ver a la vez varios canales a la vez o una pantalla con un juego en un lado y, en el otro, el vídeo de YouTube que explique cómo superar una zona que se está atascando.



Orientado al mundo ‘gaming’ y con las consolas de nueva generación sumando videojuegos a su catálogo, Samsung ha actualizado su modo de juego. Contando en esta ocasión con una barra de acceso rápido que podrá colocarse en la zona que menos estorbe y en la que se indicará información como los FPS, el lag y si el HDR está activado. Además, gracias a su asociación con AMD, estos televisores cuentan con FreeSync Premium Pro, una tecnología que promete una mayor fluidez en las partidas.

Otro de los puntos fuertes de estos aparatos son las distintas opciones que ofrecen para conectar el ordenador. Este pasado confinamiento, ha puesto de manifiesto la importancia del entretenimiento y el trabajo en casa, por lo que las funciones orientadas al teletrabajo han sido una prioridad en esta gama.

De esta forma incluye la posibilidad de emular un monitor de 32:9, que también resulta muy útil para ‘gaming’ y la posibilidad de conectar un PC a través de Wifi Direct, la aplicación Easy Connect, Samsung DeX o PC Remoto, que vendría a ser como una conexión VPN con el ordenador de la oficina.

SONIDO Y CONECTIVIDAD

A pesar de su delgadez, la gama Neo QLED cuenta con sonido 6.2.2. integrado y envolvente gracias a sus 6 altavoces, que se ajustan al espacio donde esté colocado el televisor, encima de una mesa o instalado en la pared. Esta polivalencia se extiende hasta su módulo Slim One Connect, aún más fino que en los anteriores modelos, diseñado para acoplarse a la peana y molestar visualmente lo mínimo. En este módulo, además de componentes de hardware del propio televisor, se albergan conexiones USB, de antena y HDMI 2.1, pensado para las nuevas generaciones de consolas.

SOSTENIBILIDAD

La tecnología MiniLED, presenta más ventajas además de las visuales en cuanto a iluminación y contraste. Resulta más barata de fabricar, si se compara con la MicroLED, y presenta una mejor eficiencia energética. Un ejemplo de sostenibilidad que Samsung ha trasladado a otros elementos como el mando a distancia de la gama Neo QLED, fabricado en un 28% de polietileno reciclado.

Asimismo, conscientes de la cantidad de pilas que se usan al año, la compañía surcoreana ha diseñado estos mandos para que se recarguen tanto con luz solar como artificial, asegurando que de esta forma se ahorrará el uso de 99 millones de pilas. Igualmente, si todo fallara y encontráramos el mando sin carga, dispone de una conexión USB-C para cargarlo.

En cuanto a precios, la diferencia entre 4K y 8K es notable. El modelo QN900A 8K está disponible desde 4999 euros mientras que el Neo QLED QN800A 8K se encuentra desde 3699 euros. Más económicos resultan el Neo QLED QN95A 4K UHD a 2099 euros, el Neo QLED QN90A 4K UHD desde 1899 euros (en su versión de 55 pulgadas) y el Neo QLED QN85A 4K UHD a 2199 euros (con 65 pulgadas).







To Top