Noticias

Netflix quiere subir la calidad de sus contenidos, y la solución ha pillado por sorpresa a los directores

Netflix

Las cosas se le están poniendo un poco cuesta arriba a Netflix. Por un lado, la conocida plataforma de contenidos bajo demanda tiene que lidiar contra Disney+, que dentro de muy poco llegará a España para que podamos disfrutar de su eterno catálogo. Por otro lado, el anuncio de la llegada HBO Max, otra excelente alternativa. ¿La solución a este problema? Aumentar la calidad de su catálogo.

Y sí, para ello la plataforma americana se acaba de poner en contacto con los cineastas que trabajan con Netflix para avisarles de la nueva exigencia: todos los contenidos que vayan a ir a este servicio, deberá tener soporte para el estándar HDR (High Dynamic Range). Si bien es cierto que la plataforma puede presumir de contar con un catálogo compatible con este estándar bastante amplio, no quiere que haya más películas y series sin esta característica.



HDR

Sorpresa mayúscula: ahora Netflix solo adquirirá contenidos con soporte HDR

Como era de esperar, los cineastas que trabajan en proyectos para la plataforma se han quedado muy sorprendidos. Más que nada porque, tal y como han indicado durante el Camerimage 2019 que se está celebrando en Polonia, este cambio en las políticas de Netflix se les debería haber avisado antes. Principalmente porque el HDR debe planearse desde el comienzo de una producción cinematográfica.

Eso sí, también han reconocido que esta regla va a beneficiar, y mucho, la experiencia visual de los televidentes. Cabe recordar que el HDR ofrece un rango de luminancia más extendido, cubriendo una gama de colores más amplia e incluyendo un mayor porcentaje de colores visibles para el ojo humano. De esta manera, una Smart TV con esta tecnología, que a día de hoy son cualquiera que haya salido al mercado este año, permitirá disfrutar de contenidos en mejor calidad.

De esta manera, al exigir que tanto las películas como las series de televisión se realicen en HDR, Netflix está impulsando un sector notoriamente conservador en un intento por hacer del video HDR la nueva norma. Un movimiento que puede hacer que los directores se pongan las pilas de una vez por todas para sacarle el máximo partido a este formato.

 



To Top