Reviews

Review Panasonic HZ1000: el mejor Smart TV de 2020 para cine

Por fin podemos traeros el análisis en vídeo de una de las mejores Smart TV del año: la flamante Panasonic HZ1000. Tras unas dos semanas de uso, podemos ya publicar nuestro análisis e impresiones. Lo primero de todo, darle las gracias a Panasonic España por la cesión de un producto de tan alta gama a AVPasión para su análisis.

Como todos sabéis, se trata de un panel de gama alta de la aclamada marca japonesa Panasonic, con muchos años de experiencia en el sector y una reputación intachable en cuanto a calidad de imagen y colometría de serie se refiere. Utiliza un panel OLED del año 2020, que se diferencia con respecto al año pasado en un subpíxel verde algo mayor. Antes de entrar a hablar de la calidad de imagen, el diseño de este año es bastante peculiar, con una peana giratoria y circular que da un aspecto un tanto vintage al televisor. El mando que acompaña al Smart TV es, quizá, lo peor del televisor, con una fabricación en plástico de mala calidad y funcionamiento con IR en lugar de Bluetooth. En cuanto a Smart TV, se encuentra gobernado por MyHomeScreen 5.0, que, junto con el mando, son los dos puntos débiles de la marca japonesa, ya que es un Smart TV algo tosco, anticuado y con pocas apps.



Pasando a la calidad de imagen, que es lo realmente importante en un televisor, ésta es SOBERBIA. Con mayúsculas, SOBERBIA. En el campo del SDR el escalado es muy bueno, sacando nitidez de donde lo hay (aunque ligeramente por detrás de Sony), acompañado del mejor tratamiento del material comprimido que hemos visto hasta la fecha: ni ruido, compresión ni tampoco ni rastro de flashes o problemas en las zonas en penumbra, con un detalle en sombra exquisito y sin exceso de banding o posterización (aunque si el material lo tiene, lo veremos algo más que en otras marcas al no contar con un filtro de Gradación Suave).

Ya en el mundo HDR, de nuevo la calidad es SOBERBIA. Tiene el mejor Tone-mapping del mercado (en el vídeo podéis ver su funcionamiento), junto con un escrupuloso seguimiento de la curva PQ EOTF, lo que se traslada en un efecto HDR bestial con una tridimensionalidad sin igual. El panel nos ha medido 760 nits al 10% con el modo calibrado de fábrica más cercano a norma (Filmmaker mode), por cierto otra de las novedades del año junto al Dolby Vision IQ. Éste, además, es el sistema dinámico de Dolby mejor implementado de todas las marcas que hemos visto, ya que solo levanta ligeramente la gamma entre el 5 y el 10-15% sin perder el negro absoluto. Gracias al Intelligent Sensing, podéis activar Dolby Vision IQ y veréis la imagen igual que de noche con el modo Dolby Vision Oscuro. Una pasada.

Y nos dejamos la joya de la corona para el final: el color. Pese a que el televisor tiene una clara dominante rojiza en el balance de blancos -especialmente hacia el extremo final-, le queda bien al televisor. Emula la típica imagen «plasma« pero con las ventajas del OLED: negros incomparables, buen pico de luz en HDR y tridimiensionalidad de la imagen. Todo ello hace que el color -que viene realmente bien de fábrica- luzca como en ningún otro televisor. En parte por eso ganó nuestra comparativa de OLED de 2020 y desde luego ahora sabemos por qué. Es, sin duda, la mejor opción para quien busque el mejor Smart TV para ver cine.

Únete a nuestro canal de Telegram

To Top