Noticias

Samsung y LG firman la paz a la guerra del QLED

Qled vs OLED

Es la gran guerra de los últimos años en el mundillo de las Smart TV: QLED (LCD) vs OLED. Samsung vs LG. Brillo vs Contraste. Ambos gigantes tecnológicos tienen varias disputas y juicios abiertos, demandas, campañas de márketing agresivas…y un sin fin más de «choques» debido a la tecnología que montan sus televisor. Uno de los principales temas de discusión era sobre el QLED…¿eran realmente QLED? ¿Se autoiluminaba cada píxel de forma independiente como aseguraba Samsung en los inicios de esta tecnología? es algo de lo que siempre acusó LG a Samsung de no ser cierto. Sin embargo, hace unos días todo cambió de forma inesperada: ambas compañías comunicaron a la Comisión de Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos que detuviera las investigaciones en curso sobre dicha demanda.

Parece ser que, según las últimas noticias que llegan desde Corea, ambos gigantes han decidido firmar la paz. Precisamente ello explica por qué han decidido comunicar a l FTC que descarten cualquier investigación o demanda (cursada por ellos mismos) sobre desprestigio o calumnias de LG a Samsung y viceversa. Ambos van a dedicarse íntegramente a mejorar sus productos y no en desprestigiar al rival. O al menos eso dicen.


Como bien sabemos, en el mercado actual de Smart TV, tanto Samsung -con sus nuevas QLED- como LG -con la tecnología OLED como abanderada- prometen tener el Santo Grial de la calidad audiovisual. Los primeros suelen hacer énfasis en la capacidad lumínica de sus televisores (cercanos a losa 1600 nits en modos calibrados) mientras que los segundos llevan varios años promocionando el «negro puro que hace brillar al resto de colores«, en una clara alusión al contraste infinito nativo de los paneles OLED, que tienen la capacidad de autouiluminarse.

La guerra viene de lejos, pero fue el año pasado cuando se recrudeció dado que LG en una presentación de sus nuevos modelos OLED de 2019 afirmó que Samsung estaba engañando a millones de compradores al vender un producto que realmente no era lo que anunciaban. Esto es, que sus televisores QLED no eran QLED de verdad, si no simples LCD FALD, en tanto que un panel QLED real debería autoiluminar cada píxel de forma autónoma (siguiendo la propia explicación que dio Samsung en su día) y sin necesitar la retroiluminacion que usan actualmente los televisores de Samsung.

En resumen: LG acusó el año pasado a Samsung de estar vendiendo paneles LCD retroiluminados pero en lugar de usar un filtro RGB para generar el color, usan Quantum Dots (o Nanopartículas) para generarlo, unas partículas microscópicas que, cuando son golpeadas por la luz, emiten varias ondas de diferentes colores. Tan claro lo vio LG, que llevó el caso a la FTC por estafar a millones de clientes. No obstante, ésta concluiría meses más tarde que los modelos QLED de Samsung si contaban con píxeles autónomos (aunque no sea uno a uno si no por zonas de miles de ellos), pero obligaba a la compañía a que para todos sus anuncios futuros, debería dejar en claro que sus televisores QLED utilizan una luz de fondo.

Después de nuestra queja ante la FTC, Samsung recibió el la orden de especificar que sus televisores QLED son esencialmente televisores LCD con una película de Quantum Dots. A pesar de haber retirado los cargos contra ellos, finalmente conseguimos el objetivo que buscábamos”, comunicó un alto cargo de LG al Korea JoongAng Daily, un popular periódico en Corea del Sur.

Samsung también utiliza los paneles QLED para otros usos, incluida una nueva línea de monitores gaming que recientemente a lanzado al mercado. La compañía también ha lanzado hace poco el Sero TV, que puede rotar el panel verticalmente o el Terrace, un interesante modelo destinado a usos en espacios con mucha luz, como en jardines o balcones.

Sea como fuere, parece que estamos llegando al fin de la absurda guerra entre ambas marcas y de campañas de márketing más enfocada a engañar al potencial comprador que en explicar el producto en si. Veremos si se acaba convirtiendo en realidad o se queda, una vez más, en papel mojado.

Únete a nuestro canal de Telegram

To Top