Noticias

Samsung pisa el acelerador hacia el OLED

Ya os adelantamos el bombazo el año pasado de que Samsung se pasaba al OLED, concretamente al QD-OLED (o QNED como seguramente se llamará), una tipo de fabricación de paneles OLED supuestamente con subpíxeles azules y Quantum Dots para generar el color (cuyas propiedades hacen que las longitudes de las ondas sean mayores y con ella, mayor cobertura cromática) en lugar de un filtro RGB. Poco más se sabe de su funcionamiento (aunque os lo intentamos resumir en un par de artículos) y poca más información hay disponible…hasta hoy.

La nueva tecnología QD-OLED de Samsung, al detalle


Según varios medios coreanos, Samsung ha dado un pasito más hacia la producción en masa de nuevos paneles QD (sin especificar nada más), algo que probablemente tenga una doble vertiente: paneles QLED (LCD con una fuente de luz trasera y QD para generar el color) y paneles QD-OLED (o QNED si usan las nuevas partículas); que básicamente serán paneles OLED con QD para generar el color. Ambos tipos de tecnologías coexistirán bajo la denominación QD Displays. Según comentan varios rumores en Corea, los paneles QLED se quedarán para gama media o media-alta (con paneles entorno a las 100 zonas FALD, algo que explicaría el «recorte» de zonas de los modelos de 2020) y los QD-OLED/QNED para la gama alta y tope de gama. De hecho el proceso está tan avanzado que tenemos imágenes de los equipos de trabajo encargados de la producción en masa de las nuevas pantallas QD que se prevee que verán la luz a lo largo del 2021.

El día 1 de julio, Samsung celebró la apertura de las nuevas instalaciones de fabricación de paneles QD Displays en la localidad de Asan, en Chungnam, a la que asistieron varios ejecutivos de la empresa coreana así como el CEO Lee Dong-hoon y otros patrocinadores.

«A pesar del COVID-19, hemos podido continuar con la inversión de capital en la nueva línea de paneles QD Displays, basado en un sólido sistema de cooperación con varios socios globales«, dijo Choi Joo-sun, jefe de la división de pantallas de TV de Samsung Display. «Haremos todo lo posible para producir en masa las nuevas panatallas QD Displays con una calidad de imagen sin igual basada en nuestra avanzada tecnología en este sector«, matizó.

Ya en la noticia que os adelantábamos el año pasado, Samsung hablaba de cifras de inversión y cifró en más de 10 mil millones de dólares en las nuevas fábricas de producción de las recientes QD Displays. Recordemos que el sector LCD ha estado de capa caída a lo largo de 2019, en parte por la caída de precios por parte de los fabricantes chinos y su agresiva política de precios y en parte por el COVID-19. Por tanto, según fuentes de la propia compañía, ya no es rentable hacer una gran inversión en el mercado de pantallas LCD. No sale a cuenta.

De hecho, antes y después del anuncio de la inversión de QD Display, Samsung ha estado cerrando algunas instalaciones de la línea 8 en Corea, encargadas de la fabricación de paneles LCD. Paralelamente, se completó la construcción de una nueva fábrica para encargarse exclusivamente de los nuevos paneles QD Displays, aunque aún no está 100% operativa (la idea es tenerla completada y lista para fabricar a lo largo de la segunda mitad del año).

Pese a que la fábrica esté lista para mediados del año 2020, los paneles no saldrán a la venta hasta 2021, ya que aún falta traer equipo, testeo, fabricación a gran escala, etc. Por lo tanto la fechas más probable es la de verano de 2021. Además de todo el material, se necesita también que el personal se «reconvierta» hacia la fabricación de los nuevos paneles, ya que al ser un proceso nuevo la forma de fabricar y trabajar también es distinta, al estar acostumbrados a paneles LCD tradicionales. Además los paneles LCD continuarán fabricándose hasta finales de 2020, por lo que parte de ese personal continuará trabajando en ese sector. En resumen: todo a su debido tiempo, debe hacerse progresivamente y adaptando los tiempos, así que, como decíamos, hasta 2021 no veremos ningún panel QD-OLED en el mercado.

De hecho las propias fuentes internas de la empresa lo confirman: «Nos hemos sorprendido incluso nosotros de la rapidez con la que ha trabajado la empresa en poner todo a punto, adelantándose bastante a los planes iniciales que teníamos pensados.«. Samsung planea producir 30000 paneles de las nuevas QD Display de 65 pulgadas por mes para el próximo año, y planea expandirlo y aumentar la producción gradualmente.

Samsung está en proceso, también, de perfeccionar la tecnología actual para aumentar la integridad y la productividad masiva de los productos QD Displays para poder competir en el sector premium de los televisores el próximo año, coincidiendo ya con la puesta en marcha al 100% de la nueva fábrica. La compañía ya había invertido mucho dinero en I + D en las pantalla QD, acentuándose notablemente este verano, como explicábamos.


La pantalla QD que Samsung está preparando para la producción masiva y como ya os explicamos en este artículo, básicamente utiliza un diodo emisor de luz orgánico azul (OLED) como fuente emisora ​​de luz. Después, esa luz se estimula con las nanopartículas (Quantum Dots), que generarán el color. En dicho artículo, también, os comentábamos que los píxeles de las nuevas QD-OLED de Samsung serán todos azules (aunque las actuales WOLED de LG son también azules/blancos), aunque Samsung sigue insistiendo en que serán más duraderos, con más brillo y con más vida útil que los actuales paneles. Quizá, si finalmente apuestan por las QNED, que vendría a ser la tecnología OLED pero con unas partículas inorgánicas que no se degradarían ni tendrían limitaciones de brillo de ningún tipo.

Ni QLED, ni OLED: Samsung apuesta por los televisores QNED

La clave, como todo, será el precio. Ese será el elemento que indique si las nuevas QD Displays  pueden establecerse de manera estable en el mercado de TV premium. La firma de investigación Omdia predijo que el precio inicial para los nuevos panel 4K QD-OLED de Samsung de 65 pulgadas será de, al menos, 2000 dólares de coste. El precio es más del doble que el precio inicial de un panel OLED del mismo tamaño acltual, que se calcula en unos 950 dólares de coste. Dado que el precio del panel en sí es alto, también se espera que el precio inicial de un televisor hecho con pantalla QD sea muy costoso.

Por otro lado, DSCC, otra firma de investigación de mercado, predijo que las ventas de paneles QD Display aumentarán a 25 mil millones de dólares, que es aproximadamente el 25% del mercado de TV premium, en 2025. DSCC cree que el tamaño promedio de los televisores hechos con pantallas QD es probable que sea más grande que los televisores OLED existentes, por lo que los consumidores que prefieren diagonales más grandes y de alta calidad optarán por comprar televisores con pantalla QD, aunque LG ya nos ha sorprendido con un mostruoso televisor 8K OLED de 88 pulgadas.


Únete a nuestro canal de Telegram

To Top