Artículos

Sonido envolvente para cine: los formatos Dolby y DTS

Cuando pensamos en los diferentes formatos de sonido para cine a todos nos viene a la cabeza Dolby y DTS. Hoy voy a tratar de repasar los diferentes formatos existentes desde sus inicios hasta la fecha actual.

1 – Introducción

El avance de los diferentes soportes para las películas ha permitido que se haya pasado de un simple sonido mono a los actuales sonidos envolventes. Se ha mejorado la experiencia a la hora de ver una película. La inmersión es tremenda y percibimos esto como algo mucho mas agradable. ¡Cómo olvidar el día que fui de niño a ver el estreno de Star Wars: Episodio IV!. Esos sonidos que salían de todas partes nos cautivó a muchos de nosotros. Para llegar hasta ese día pasaron por delante muchas cosas. No digo nada para situarnos en los formatos actuales.



Trataré de centrarme en los formatos domésticos, que son básicamente a los que la mayor parte de la gente tiene acceso.

2 – Premisas

Mucho podemos hablar de sonido envolvente (Surround Sound) pero de nada nos servirá si no tenemos un equipo con el que disfrutarlo. Por lo que antes de nada deberemos tener los siguientes elementos:

Altavoces

La configuración más básica debería ser un 5.1. Dos altavoces delanteros o par estéreo, dos altavoces traseros o surround para los efectos envolventes, un altavoz central para los diálogos y un subwoofer para los graves. Esta configuración hoy en día se ha superado por otros formatos con más altavoces para efectos como los 7.1, incluso con más de un subwoofer, o incluso con los actuales Dolby Atmos con altavoces en el techo. Pero esto no debe despistarnos. Si tenemos un equipo bien posicionado y calibrado para un 5.1 podremos seguir ampliándolo para llegar a configuraciones más complejas. Más vale empezar por lo poco bien hecho, que tratar de meter un montón de altavoces sin ton ni son. Tened en cuenta que la sala donde los pongáis os va a condicionar mucho, y lo que es bueno para un usuario no lo es para otro.

Fuente

El dispositivo desde el que vamos a reproducir la película, desde donde sale el vídeo y el sonido. Este puede ser un Blu Ray, decodificador de TV, la propia TV,…las posibilidades son múltiples.

Receptor AVR

Es el encargado de transformar el formato de sonido en ondas audibles que saldrán por cada uno de los altavoces. Habitualmente suelen estar integrado con el amplificador, de tal forma que la mayor parte de la gente opta por esta solución más barata.

Amplificador multicanal

Este amplifica la señal del Receptor AVR y le da la potencia necesaria para poder oír los sonidos.

 

 

3 – Los comienzos

Dolby Surround y Dolby Pro Logic en sus diferentes versiones son formatos que utilizan la tecnología matricial (Matrix) para poder extraer canales de una fuente estéreo. Estos canales que extrae, si vienen de un sonido compatible con estos formatos, los separa y reproduce en su sitio. Pero si lo que inyectamos es una señal estéreo, se inventará estos canales para dar sensación de espacialidad. Hoy en día estos formatos están totalmente superados. En sus tiempos fueron una buena solución, sobre todo si tenemos en cuenta que la cantidad de información que podía entrar en una cintas VHS era bastante limitada.

 

 

4 – Dolby

Dolby Digital 5.1 / AC-3

Aquí empezó la madre del cordero. El nacimiento del Laser Disc, soporte digital para vídeo, permitió que formatos que necesitaban más espacio por su mayor ancho de banda pudieran estar presentes en las casas. El Dolby Digital 5.1, cuyo nombre real el es AC-3, vino como una verdadera revolución. Ya teníamos canales discretos, es decir, toda la información de cada canal venía separada. Dos canales estéreos delanteros, el central para diálogos, los estéreos traseros para efectos y el subwoofer para esos graves que hacen que saltes del sofá. Los posteriores soportes físicos digitales como el DVD y el Blu Ray han seguido llevando de manera masiva este formato que es a día de hoy el más extendido.

Dolby Digital plus

Es una mejora de este formato, permitiendo hasta 13.1 canales con bit rates mayores al AC-3

Dolby TrueHD

Es la propuesta de Dolby para el audio sin pérdidas en HD. Puede contener hasta 16 canales discretos para un audio de hasta 24 bits y 192 khz. Se trata de un formato sin compresión al igual que la de su competidor DTS Master Audio, por lo que a priori deberíamos tener la mayor calidad de audio posible hoy en día para el cine en casa.

Dolby Atmos

Este formato da una mayor espacialidad al sonido al contar con altavoces en el techo. Es capaz de reproducir hasta 128 canales. La configuración por defecto es 7.1.2 canales, siendo los dos últimos los que se sitúan en el techo.

 

 



5 – DTS

El gran rival de laboratorios Dolby. DTS son las siglas de Digital Theater Systems. DTS puede proporcionar un bit rate mayor de sonido, es decir, mayor información. Y si esto se hace bien, significa mayor calidad de sonido. Ofrece igual que el Dolby 5.1 canales. Inicialmente no todos los DVDs lo soportaron.

Además el DTS ofrece otra serie de variantes:

DTS-ES

DTS Extended Sound. Incluye dos variantes llamadas DTS-ES Matrix y DTS-ES Discrete 6.1. El primero proporciona 5.1 canales discretos con un sonido trasero envolvente. EL DTS-ES Discrete se conforma de 6.1 canales discretos.

DTS NEO:6

Parte de un sonido estéreo para transformarlo en 5.1 o 6.1 canales.

DTS 96/24

Permite reproducir junto al vídeo 5.1 canales con 96 khz y 24 bits

DTS HD Master Audio

Tiene soporte para una cantidad ilimitada de canales. Promete reproducir una calidad de sonido idéntica a la del master original. Se trata, al igual de su rival Dolby TrueHD de dos formatos sin compresión que nos darán la mayor calidad de audio posible para cine en casa.

DTS X

Es la alternativa que ofrece este laboratorio al Dolby Atmos.

 

He tratado de hacer un repaso de los diferentes formatos para el audio del cine en casa. Los niveles de calidad de sonido así como las posibles configuraciones de número y posicionamiento de altavoces hasta en el techo, harán las delicias de todos. Claramente el tamaño de la sala y su distribución son un condicionante, pero aquí hay posibilidades para todos los públicos. Ahora solo hace falta tener un buen equipo y una buena grabación… y a disfrutarlo.

Comentarios
To Top