Vídeo

Primeras impresiones con la Sony ZG9, una Smart TV 8K para competir con la Samsung Q900R

Smart TV Sony ZG9

Hace unos días os dimos todos los detalles de la Smart TV 8K de Samsung a través de nuestro análisis de la Samsung Q900R. Y hoy, le toca el turno al fabricante japonés. Y es que, hemos tenido la oportunidad de probar la Sony ZG9, el televisor inteligente con resolución 8K del fabricante con sede en Tokio, y por ello os traemos nuestras primeras impresiones.

Para empezar, nos encontramos con dos versiones con diagonales de 85 y 98 pulgadas, por lo que estamos ante una Smart TV con una dimensiones mastodónticas, muestra de ello son los más de 100 kilogramos de peso de la versión más grande. Y ojo, que la Sony ZG9 de 84 pulgadas tampoco se queda corta: roza los 75 kilogramos incluyendo el soporte.



Sony ZG9Un diseño exquisito a la altura de los más grandes: la sony ZG9 brilla con luz propia

Eso sí, pese a su gigantesca presencia, la Smart TV Sony ZG9 se muestra imponente, destilando belleza y elegancia. Especialmente gracias a sus acabados en aluminio cepillado para dotar a este televisor 8K de una gran calidad de acabados. Un detalle que nos ha gustado es el diseño del soporte de pie de patas largas que llega con el modelo de 98 pulgadas, aunque el diseño estándar del modelo de 85 pulgadas tampoco es criticable en absoluto.

Análisis Sony AF9 Master Series, un Smart TV para dominarlos a todos

Hay que tener en cuenta que, debido al tamaño de la pantalla y la apuesta del fabricante de una luz de fondo LED, por no hablar del sistema de altavoces que integra la Sony ZG9, nos encontramos ante una Smart TV bastante gruesa. La conectividad de la Sony ZG9 cumplirá con las necesidades de los usuarios más exigentes: cuenta con un Chromecast integrado, doble entrada satélite, dos entradas digitales y una analógica, entrada de vídeo, 4 entradas HDMI (se actualizarán a 2.1), eArC, salida de auriculares, Bluetooth 4.2, puertos USB….

En líneas generales, la Sony ZG9 está bien construida, con un diseño robusto, algo de esperar en una pantalla tan grande pero que no desmerece en absoluto en el salón de tu casa. Y con sus opciones de conectividad, podrás conectarlo a cualquier equipo sin mayores problemas.

Sony ZG9

Primeras impresiones con la Sony ZG9: calidad de imagen

Bajo el capó de esta imponente televisión, nos encontramos con el procesador X-Reality Pro que se encarga de mejorar el escalado gracias a una base de datos dedicada a la resolución 8K, utilizando un sistema de IA muy semejante al de su gran rival, la Samsung Q900R. A esto, hay que sumarle otras tecnologías como 8K X-Dynamic y Dynamic Range Pro, que servirán para ofrecer un nivel de brillo mayor en áreas específicas. Y no nos podemos olvidar de la función Blacklight Master Drive, que ese encarga de controlar las zonas LED de forma independiente para ofrecer una retroiluminación perfecta.

Comparativa de Televisores OLED 2018: AF9 vs C8 vs OLED903 vs FZ800

Igual que en el resto de miembros de la gama Master Series, el procesador X1 Ultimate potencia la calidad de la imagen de la Sony ZG9, gracias a características como X-Motion Clarity y X-Wide Angle ,que mejora los ángulos de visión respecto a otras soluciones. Y, como no podía ser de otra manera, la Sony ZG9 viene cargada de tecnología. De esta manera, es compatible con HDR, HDR10, HLG Dolby Vision. No, a diferencia de la Q900R de Samsung, el fabricante japonés ha dejado de lado HDR10+ para apostar por Dolby. Veremos si acierta

Pantala de la Sony ZG9

Esto, ¿en qué se traduce? en una calidad e imagen soberbia. Durante nuestra toma de contacto con la Smart TV 8K de Sony, pudimos ver diferentes videos donde su impresionante pantalla mostraba músculo. Como era de esperar, la calidad de la imagen es excelente, ofreciendo unos colores vivos y naturales, además de una temperatura perfecta y, en general, unos resultados acordes a lo que esperábamos de la Sony ZG9.

Lo mismo pasa con el sonido: no podemos asegurar nada ya que estábamos en una presentación privada, pero lo que hemos podido escuchar nos ha dejado un sabor de boca realmente bueno. Sí, hemos de volver a comparar la Sony ZG9 con la Samsung Q900R, su gran rival dentro de la gama de Smart TV 8K, pero es que la calidad de sonido entre un modelo y otro es más que notable; la solución de Sony barre del panorama auditivo a su rival.

A esto, hay que sumarle la apuesta por Android TV 8.0 Oreo, la versión para televisores del aclamado sistema operativo de Google y que nos ofrece un abanico de posibilidades en cuanto a juegos y aplicaciones realmente amplio. De esta manera, podremos sacarle aun más partido a esta Smart TV 8K. Pero, viendo que luce tan bien y que la calidad de su imagen es tan grande, ¿porqué nos ha dejado un sabor agridulce? Por la falta de contenidos a la altura de la Sony ZG9.

Pantalla de la Sony ZG9

Sí, es cierto que las grandes firmas se han embarcado en una guerra sin tregua para presentar las soluciones más punteras antes que nadie. También es cierto que una Smart TV 8K ofrece un escalado de calidad para ofrecer contenidos de gran calidad, superando ligeramente el 4K. Pero, no hay forma de disfrutar de vídeos en este formato.

Actualmente, todavía se está estandarizando el 4K, y no hay ningún canal que emita en 8K. Sí, realmente hay un canal japonés que está haciendo emisiones en esta resolución, pero porque está en fase de pruebas para retransmitir los Juego Olímpicos de Tokio de 2020. No tenemos más opciones. Tampoco podemos comprar películas en este formato, los principales servicios de contenidos bajo demanda siguen ofreciendo su catálogo en Full HD y,como mucho, en 4K. Y no, los vídeos que hay en YouTube con calidad 8K no son reales: la compresión realizada por el servicio de Google es tan grande que realmente no estamos hablando de un formato real.

Y, si tenemos en cuenta que el modelo de 85 pulgadas alcanza los 16.999 euros, y ya la versión de 98 pulgadas se dispara a los 79.999 euros, estamos hablando más bien de un capricho para bolsillos abultados que una solución real y que valga la pena comprar. Sí, la Sony ZG9 es impresionante, pero no vale la pena pagar ese precio por sus contenidos 8K. ¿Te lo puedes permitir? No lo dudes, no te arrepentirás. Pero si vas a hacer un desembolso de este tipo, puedes encontrar modelos 4K con prestaciones muy semejantes por la mitad de precio.

Comentarios
To Top