Reviews

Análisis NAD T758 V3: Dirac Live y un sonido de primera clase

Hace tiempo ya que queríamos traeros el análisis del impresionante modelo T758 V3 de NAD y por fin hemos podido realizar el vídeo de review y esta pequeña reseña escrita. Se trata de un AVR con 7.1 canales amplificables y 11.1 canales procesables (mediante preout y etapa externa), lo cual y dado su precio dentro de la gama alta lo hace una perita en dulce. Incorpora 3 entradas HDMI y una sola salida y una potencia de 60W por canal, al 0.1% de distorsión…con todos los canales al 100% (y no como miden otras marcas, con un solo canal al 100%). ¿Qué le hace tan especial, entonces? Dirac Live.

Lo primero que sorprende de este AVR de gama alta es su sistema MDC (Modular Design), un sistema capaz de agregar o intercambiar módulos opcionales que ofrecen nuevas conexiones o características. Esto permite, por ejemplo, que un amplificador de hace 5 o 6 años, tenga capacidades como el 4K HDR, Dolby Vision o Dirac Live. Algo raro en el mundo actual de la obsolescencia programada. En este caso, el T758 v3 incorpora el módulos M130 y módulo de audio AM230, dotando al amplificador de características Ultra HD, Dolby Atmos, USB y, a través de un dongle USB Wi-Fi y Bluetooth, lo que permite una aplicación de control y BluOS de NAD.



El V3 también cambia la corrección de sala de Audyssey utilizada anteriormente por la joya de la corona: Dirac Live, lo que lo convierte en uno de los pocos receptores que lo tiene. Para acomodar la nueva placa, el V3 pierde una entrada HDMI, dejando solo tres en total para el receptor (más una salida), así como dos entradas de audio digital (óptica o coaxial). Tener solo tres entradas HDMI es una limitación notable a tener en cuenta, pero probablemente no sea un factor decisivo para la mayoría de los sistemas, además que se puede solucionar con un splitter. Sobre Dirac, no os preocupéis, que estamos preparándoos un tutorial de configuración paso a paso y varios vídeos más.

Por otra parte y a nivel de conexiones, también nos encontramos con BluOS, un sistema muy versátil y que convierte nuestro NAD en un centro multimedia para audiófilos (aunque es cierto que en este modelo y dado su VFD, necesitaremos conectarlo a la TV para poder ver por donde nos movemos); podemos escuchar radios, Tidal, Spotify, etc., todo en una única plataforma integrada. La verdad es que es realmente sencillo de usar, bien con el smartphone o con el PC.

¿Qué tal la calidad de sonido? con Dirac es absolutamente impresionante: sensación cinéfila al 100%, potencia, graves, escena sonora…la calidad del sistema se multiplica por 10 con este sistema de corrección de la sala activada. La diferencia es la noche y el día. El sistema Dirac se creó por la compañía sueca hace ya 15 años, para sistemas de cine en casa de alta gama, así como procesamiento de audio para uso móvil y de coches. NAD no solo ha adoptado Dirac Live , sino que también ha conseguido que Paul Barton, la eminencia de diseño de altavoces de PSB, lo modifique. Barton creó curvas de calibración de micrófono y un objetivo de «Room-Feel» «que se basa en su extensa investigación sobre la acústica y la percepción humana del sonido.

Otro punto a favor de Dirac es que no solo soluciona la respuesta en frecuencia, si no también la respuesta impulsiva, corrigiendo así los problemas de fase y de retardos, incluso aunque tengamos un subwoofer inalámbrico como posee servidor, Dirac lo detecta y corrige la fase a la perfección. Además, podemos establecer límites por abajo y por arriba (donde Dirac no actuará si no queremos) usando las famosas cortinas.

La mayoría de los receptores tienen algún tipo corrección de sala integrados (el más famoso es Audyssey). Dirac funciona de manera diferente, dejando que el usuario manipule al gusto casi cualquier configuración de los altavoces y realizando solo la corrección de la sala. Tened en cuenta que el sistema quizá al principio sea un poco «abrumador» para la mayoría de gente novel, pero no os preocupéis que os hemos preparado un tutorial en vídeo para dentro de poco.

De todas formas la puesta en marcha no es tan complicado como parece. Solo tenemos que conectar el micrófono incorporado al NAD (aunque es preferible comprar uno de mayor calidad, como el UMIM-1). Nos vamos al PC y ya solo es seguir los pasos -o nuestra guía que lanzaremos en breve-. Si no queréis tocar nada más porque no conocéis bien de acústica, solo tendréis que pulsar «siguiente y siguiente» y poco más. Una vez finalizado el sistema y probemos contenido…se os caerán las lágrimas al suelo. El sistema de sonido se habrá transformado en otra cosa…no escucharéis los altavoces, solo sonido. Como una sala de cine.



Como contenido habitual utilicé varias pistas (añadidas al vídeo de la review) de 2012, en Dolby Atmos, así como El Señor de los Anillos (DTS HD MA en español) y Alita (DTS HD MA). El resultado…espectacular. La mejora en la respuesta de los graves, que solucionó la bola de graves que tengo entorno a 40-50 Hz, fue impactante: el grave sigue ahí pero ya no es rimbombante ni cansa, es seco y rápido…una auténtica pasada. Los medios siguen ahí, dado que uso una curva Harman y con una ligera caída en los agudos, se consigue una escena sonora de primer nivel, con una semejanza a una sala de cine que no había escuchado en ningún otro sitio. Los impactos de las armas de Alita o El Señor de los Anillos siguen ahí pero no son fatigantes y siguen siendo nítidas, mientras que las explosiones de 2012 siguen sonando muy profundas pero no fofas ni molestas. El «muro de sonido» que consigue NAD con Dirac es lo mejor que oído nunca.

La corrección de la respuesta al impulso, además, en mi caso es más que esencial. Al usar un subwoofer con adaptador inalámbrico (Arendal 1963 1S), éste añade un retraso en la fase de 26 ms, si no le aplico alguna corrección…el subwoofer suena casi 55 ms más atrasado que el resto. Dirac lo clava: ajusta la fase de los 9 altavoces a 60 ms, todos empiezan a la vez y la escena sonora gana en precisión. Y mucho.

En definitiva, estamos ante un producto casi redondo en todo lo importante: calidad constructiva, sonora, ecualización de primer nivel (Dirac Live) y precio ajustado para un gama alta. Como puntos negativos podríamos ponerle que «solo» tiene 7 canales amplificables, la calidad constructiva del mando a distancia y del micrófono de serie y algunos problemas con la detección de señales HDMI -no hay que dejarlo en standby- y quizá, ya en 2021, podría disponer de HDMI 2.1. Por todo lo demás, una compra de lo más recomendable para los amantes del cine.

Recordad que podéis encontrar este AVR en diversas tiendas, la distribución de los productos de NAD en España corre a cargo de www.sound-pixel.com





To Top