Vídeo

Guía definitiva para comprar una Smart TV: consejos, trucos y mucho más

Comprar una Smart TV

Estamos disfrutando una época dorada para el sector de la electrónica de consumo. La revolución tecnológica que vive el sector está permitiendo que el precio de muchos componentes esté cada vez a un coste más competitivo. ¿El resultado? Ahora podemos comprar una Smart TV 4K  más que solvente por menos de 500 euros. Una cifra imposible hace pocos años.

Teniendo en cuenta el constante bombardeo de ofertas para que te hagas con un dispositivo de este tipo a precio de derribo, es lógico que cada vez estés más tentado a comprar una Smart TV. Pero, ¿qué modelo adquirir? ¿Qué factores hay que tener en cuenta? Para resolver todas tus dudas, no te pierdas esta guía con los mejores trucos y consejos para acertar plenamente con el modelo que escojas.



Comprar una Smart TV

¿Cuánto tiempo dura de media una Smart TV?

Este es uno de los puntos más importantes que hay que tener en cuenta. Y es que, una Smart TV te puede durar perfectamente cinco años como mínimo. Por lo que, hay que valorar muy bien la elección. Sí, antes un televisor inteligente duraba sin problemas una década, pero la revolución tecnológica hace que, el constante bombardeo de novedades nos invite a comprar un modelo de gama superior.

Y es que, cada pocos meses asistimos a nuevos avances que hacen que los modelos más punteros queden obsoletos. ¿Puedo comprar un televisor sin que se quede anticuado en poco tiempo? ¿Qué características he de buscar para que dure más años? Esta guía te va a ayudar a resolver algunas dudas, permitiéndote escoger la mejor opción en función de tus necesidades, con la tranquilidad de que en un par de años no tendrás problemas de usabilidad con ella.

Comprar una Smart TV

¿Qué dimensiones de pantalla he de tener en cuenta a la hora de comprar una Smart TV?

Este es, sin duda, el elemento más importante que hemos de tener en cuenta. Y es que, si escoges un televisor demasiado pequeño para la sala en la que lo vas a utilizar, la experiencia quedará totalmente lastrada. Y, lo mismo pasa si optas por comprar una Smart TV demasiado grande. Eso de caballo grande, ande o no ande, no se aplica en un televisor. ¿O sí?



Y es que, con la llegada de las Smart TV 4K, las reglas del juego han cambiado totalmente. Debido al umbral de pixelación estandar que ofrecen las pantallas UHD, ahora te puedes permitir tener una pantalla mucho más grande en estancias más pequeñas. De todas formas, te dejamos una tabla que te ayudará a la hora de escoger una Smart TV en función de la distancia de visualización.

Distancia del Sofá

  • Entre 1 y 1.5 metros: Smart TV 1080p de hasta 24 pulgadas / Smart TV 4K de hasta 46 pulgadas
  • entre 1.5 y 2 metros: Smart TV 1080p de hasta 24 pulgadas / Smart TV 4K de hasta 46 pulgadas
  • Entre 2 y 3 metros: Smart TV 1080p de hasta 24 pulgadas / Smart TV 4K de hasta 46 pulgadas
  • Entre 3 y 4 metros: Smart TV 1080p de hasta 24 pulgadas / Smart TV 4K de hasta 46 pulgadas

Seguramente te preguntes, ¿para qué me voy a comprar una Smart TV 1080p, cuando el precio de las televisiones inteligentes UHD tienen un precio tan sumamente atractivo? Pues por que, en determinados casos, sigue valiendo la pena comprar un televisor Full HD.

Pantalla OLED

¿Por qué tecnología apuesto a la hora de escoger una Smart TV

Aquí estamos ante el segundo punto más importante. Lo más probable es que hayas decidido comprar una Smart TV con resolución UHD, pero ¿qué tecnología del panel es la más adecuada?. Aquí tenemos un gran problema. Y es que, Samsung cuenta con la mejor tecnología para una pantalla. ¿Su nombre? MicroLED. 

El problema es que, solo han presentado un modelo de 75 pulgadas con esta tecnología, el resto de modelos son paneles de uso comercial. Además, no sabemos el precio que tendrá este modelo Samsung MicroLED, pero está claro que no será precisamente barato. Entonces, ¿vale la pena esperar a que baje el precio? Definitivamente no.



Análisis Sony XG95, un HDR sencillamente perfecto

No dudes en pasarte por esta completa comparativa entre las tres principales tecnologías del mercado para resolver tus dudas, pero en resumen, la tecnología MicroLED es el futuro del sector de los televisores inteligentes. En resumen, la base de la tecnología MicroLED es su estructura, formada por millones de diodos RGB de tamaño microscópico en cada uno de los 8 millones de píxeles de su pantalla.

Gracias a esto, une las ventajas de un panel OLED y de una pantalla LCD. Y, al ser inorgánico, no habrá píxeles quemados o retenciones de imágenes. Pero, como te hemos dicho, tardará un par de años en estandarizarse esta tecnología, así que no vale la pena esperar a que salgan más modelos comerciales para comprar una Smart TV MicroLED. A no ser que tu televisión sea bastante nueva. Entonces, no lo dudes y ten un poco de paciencia.

Ahora que ha quedado claro este apartado, vamos a centrarnos en las dos principales tecnologías OLED y LCD. En el caso de las pantallas OLED (cuyas siglas vienen a ser diodo orgánico de emisión de luz en español), es una tecnología utilizada por firmas de la talla de LG y Sony.

Samsung Q900R



LCD vs OLED, la eterna lucha

Y, solo hay que dar un vistazo a nuestro análisis de la LG OLED C9, o las primeras impresiones tras probar la Sony Master Series AG9, para que quede claro que esta tecnología es realmente buena a la hora de disfrutar de contenidos multimedia. Decir que, la tecnología de diodo orgánico de emisión de luz es la más nueva del mercado.

Destaca por no utilizar sistemas de retroiluminación en la parte posterior, a diferencia del panel LCD. Para ello, cuenta con una tecnología que le permite encender y apagar los píxeles de forma individual. ¿Y qué se consigue con esto? Pues como los píxeles iluminados no afectan a los que hay a su alrededor, los negros son mucho más puros y realistas. También consigue un mejor nivel de contraste ,además de unos colores más destacados en la pantalla.

Otra de las grandes ventajas llega con los ángulos de visualización, que no sufren de pérdida de calidad. Tampoco veremos efecto fantasma ni luces residuales de fondo, por lo que la calidad de los contenidos que estemos reproduciendo serán sencillamente perfectos, independientemente del punto desde el que estemos mirando.

Análisis Samsung Q900R, ¿vale la pena comprar una Smart TV 8K?

Eso sí, no es oro todo lo que reduce. Las pantallas OLED cuentan con una serie de desventajas a tener en cuenta. ¿La principal? Las retenciones o quemados. Sí, tiene un problema muy similar al de los modelos más antiguos con tecnología de plasma.

En principio, las pantallas OLED gestionan mejor este problema gracias a diferentes sistemas de procesamiento, pero no es la mejor idea dejar imágenes fijas en pantalla durante mucho tiempo. ¿Quieres comprar una Smart TV como monitor de ordenador, navegar por Internet de forma habitual, jugar a la consola durante horas o cualquier otro contenido que mantenga imágenes fijas durante mucho rato? Mejor apuesta por la tecnología LCD.

Samsung Q900R

Por otro lado, el degradado de los emisores de luz es un detalle a tener en cuenta: una pantalla OLED tiene una vida útil inferior a la de una pantalla LCD, especialmente si vamos a tener muchas horas encendida la televisión. Si sabes que vas a estar utilizándola una media de 5 a 6 horas diarias, la tecnología OLED no es para ti.

Ojo, que las pantallas LCD también tienen sus desventajas. Principalmente, la calidad de los negros no llega al nivel de excelencia de un panel OLED, aunque las Smart TV con tecnología QLED de Samsung están dando pasos de gigante en este aspecto, además de ofrecer peores ángulos de visión.

Y hay otro detalle a tener en cuenta: el tiempo de respuesta referido al tiempo que tarda cada diodo individual en cambiar de encendido a apagado es más rápido en una pantalla OLED que en una LCD. ¿El resultado? Hay menos desenfoque de movimiento consiguiendo una experiencia multimedia más clara.

En resumen, si quieres una pantalla de más de 55 pulgadas (no hay paneles OLED con diagonales inferiores, aunque LG acaba de anunciar un modelo de 48 pulgadas), vas a utilizar la pantalla menos de 5 horas diarias y principalmente será para ver películas y series o darle a tu juego preferido de forma ocasional, comprar una Smart TV OLED será un acierto total.

Pero, si vas a darle más caña a tu televisión inteligente, necesitas una pantalla de menos de 55 pulgadas, o vas a estar jugando o utilizando el ordenador muchas horas al día, apuesta por una panel LCD, es la mejor opción a tener en cuenta.

HDR10+ Fabricantes

HDR, ¿cuál de las diferentes tecnologías debería utilizar?

La llegada de la resolución UHD nos ha traído el Alto Rango Dinámico,o HDR en sus siglas en inglés. Hablamos de una mejora notable que hace que la calidad de las imágenes reproducidas en nuestra Smart TV consiga unos resultados impresionantes. Para ello, ofrece una gama de iluminación más amplia, consiguiendo mayores niveles de intensidad en las zonas más oscuras y claras, para ver un nivel de detalle muy superior.

Los negros son más negros y los blancos más blancos sin que la luz interfiera entre ellos, consiguiendo una calidad de imagen notablemente superior. Pero, como viene siendo habitual en la industria, hay diferentes estándares que deberemos tener muy en cuenta la hora de comprar una Smart TV.

Y, aquí es donde entra el primer apartado de esta guía. De todas las tecnologías posibles, intenta buscar un modelo con soporte HDR10+ o HLG. Realmente hay cuatro estándares principalmente: HDR10, Dolby Vision, HDR10+ y HLG. Veamos en qué consiste cada versión.

  • HDR10: el primer estándar abierto. Cuenta con apoyo de la certificación UHD y es compatible con los Blu-ray UHD.
  • Dolby Vision: este es un formato de Dolby, más exigente a nivel de hardware y solo algunas marcas, especialmente los fabricantes de pantalla OLED, cuentan con ella. La principal diferencia entre el HDR Dolby Vision y el HDR 10 radica en que la tecnología de Dolby ofrece un nivel de brillo muy superior (hasta 10.000 nits respecto a los 1.000 nits del HDR10), además de más valores RG (4.096 respecto a 1.024)
  • HLG: otro de los estándares HDR que hay que tener en cuenta. Este elemento se enfoca a acercar el HDR a las transmisiones televisivas terrestres, por cable y satélite. Para ello utiliza una capa de información extra para interpretarmejor el vídeo con alto rango dinámico
  • HDR10+:  Samsung y Amazon han unido fuerzas para lanzar una versión mejorada del HDR10, aañadiendo el símbolo «+». Principalmente, consiste en una versión mucho más completa que permite al televisor UHD utilizar el HDR escena por escena, en lugar de codificar los datos de forma general para toda la película.

Lo ideal a la hora de comprar una Smart TV es que soporte los cuatro formatos. Pero, evidentemente esto es bastante difícil. Eso sí, has de tener muy claro que, el HDR10 y la tecnología Dolby Vision han de estar sí o sí. Es cierto que hay muy pocos contenidos compatibles con el estándar de Dolby, pero en un par de años puede cambiar mucho la historia.

Smart TV Samsung Q900r

Conectividad imprescindible a la hora de comprar una Smart TV

Otro de los puntos más importantes a la hora de escoger una Smart TV es la conectividad que ofrezca. Actualmente, encontrar contenidos en 4K sigue siendo una tarea demasiado difícil, pero en uno o dos años la cosa cambiará mucho. De esta manera, es imprescindible que la televisión inteligente tenga conexiones de red Gigabit.  ¿Vas a conectar tu televisor por WiFi? Pues sí o sí ha de ser del tipo AC.

También hay elementos importantes, como que tenga soporte Bluetooth, aunque no es imprescindible. Eso sí, el puerto óptico para barras de sonido, receptores AV, etc es un imprescindible. Igual que una salida coaxial digital, RCA analógica y HDMI ARC. Que sí, que ahora no te hace falta, pero de aquí a un par de años la cosa puede cambiar. O, si tu pareja te regala una buena barra de sonido, mejor poder conectarla a tu televisor, ¿verdad?

¿Vale la pena apostar por conexiones HDMI 2.1?

Pero, lo más importante de todo, es contar con varias conexiones HDMI 2.x, y que sean compatibles con el sistema de protección contra copia HDCP 2.2. De esta manera, podremos reproducir contenido 4K a 60 fotogramas por segundo con un bando de ancha de 18 Gbps, pudiendo utilizar hasta 32 canales de audio. ¿Eres un gamer empedernido? Si te vas a comprar la próxima Playstation 5, o cualquiera de las nuevas consolas Xbox Scarlett de Microsoft, te hará mucha falta.

HDMI 2.1: ¿En qué consiste? ¿Vale la pena comprar una Smart TV 8K compatible?

Sí, la tecnología HDMI 2.1 ya es una realidad,ofreciendo unas importantes mejoras en cuanto a velocidad y funcionalidades. Será capaz de reproducir vídeo 8K a 60 Hz o 4K a 120 Hz, por lo que está claro que es el futuro. Pero, nos tememos que será el futuro muy lejano.

A no ser que busques una Smart TV de gama alta, con un precio que no bajará de los 2.000 euros, olvídate de esta opción. Eso sí, apúntala, porque la próxima televisión que te compres deberá tener de forma obligada una salida de este tipo. Y no nos podemos olvidar del USB: apuesta por una versión 3.0, ideal para ver contenidos en calidad 4K.

Pantalla de la Sony XG95

¿Qué sistema operativo debería tener mi Smart TV?

Aquí entramos en el siguiente gran problema de la industria. Y es que, cada fabricante apuesta por su propio sistema operativo, por lo que hay que saber muy bien cuál escoger. Hablamos de uno de los puntos claves a la hora de comprar una Smart TV, ya que deberemos buscar que tenga una gran cantidad de servicios, interfaz sencilla e intuitiva, fluidez de movimientos ,control por voz, juegos disponibles…

Para empezar, Android TV, el sistema operativo por el que apuestan marcas como Sony, es la opción menos recomendables. Su interfaz es bastante más lenta que la de sus rivales, aunque a cambio tenemos una oferta de contenidos sin rival. De esta manera, la gran mayoría de aplicaciones y juegos disponibles en cualquier teléfono Android, estará disponible en el sistema operativo de Google.

Aquí hay que tener en cuenta que, una Smart TV de gama alta tendrá un mejor hardware, por lo que podrá mover la interfaz de forma mucho más fluida. Así que, si escoges un televisor con Android TV de gama media, has de tener en cuenta que la experiencia será peor que en un modelo de gama superior.

Sin duda, los sistemas con mejor optimización son WebOS, que utilizan los modelos LG, y Tizen, el sistema operativo de Samsung. Hablamos de dos interfaces propiedad de las firmas coreanas que han sido diseñadas específicamente para sus modelos, por lo que es evidente que funcionarán de forma más fluida.

Siempre puedes comprar un Android TV Box para aprovechar las aplicaciones del sistema operativo de Google en una Smart TV que no utilice este sistema operativo de forma nativa

Además, siempre puedes comprar un Android TV Box con el sistema operativo de Google. Hablamos de dispositivos que utilizan Android como sistema operativo y que, al conectarse a una Smart TV, funcionan como un pequeño ordenador. Podrás exprimir al máximo las posibilidades de la pantalla de tu televisor para utilizar tus aplicaciones y juegos preferidos.

¿Esto significa que es mala idea comprar una Smart TV con Android TV? Para nada, realmente te recomendamos que tengas en cuenta principalmente los detalles que te hemos explicado anteriormente. Pero, que el sistema operativo no sea una opción para decidir qué televisor comprar, más si se tiene en cuenta que cualquier dispositivo puede funcionar con Android TV a través de un Smart Box.

Lo que sí que debemos tener muy en cuenta es que nuestro televisor tenga acceso a los principales servicios de streaming actuales. Sí, a día de hoy sigue habiendo fabricantes que no tienen una aplicación específica para Netflix o HBO, por lo que fíjate en este detalle para no llevarte sorpresas desagradables al escoger tu televisión inteligente.

Altavoces de una Barra de sonido

Sonido, el gran punto flojo de las Smart TV actuales

El diseño se ha convertido en un elemento clave para los fabricantes. De esta manera, las grandes firmas del sector se centran en lanzar al mercado modelos cada vez más estilizados, con un aspecto realmente moderno y que se convierte en el centro de atención de todas las miradas. Y esto es un gran problema para los usuarios.

Sí, puedes tener una de las mejores Smart TV del mercado, que su calidad de sonido deja bastante que desear. Y es que, literalmente no tienen espacio para poder integrar unos altavoces de calidad, por lo que en este aspecto hay poco que hacer. Sí, es cierto que los televisores OLED de Sony y LG emiten el sonido a través de la pantalla. Pero, no nos engañemos.

Cómo elegir la mejor barra de sonido para tu Smart TV

Esta tecnología permite ofrecer unas voces más claras, pero no tienen nada que ver con la calidad que ofrece una barra de sonido o un receptor AV. Y, teniendo en cuenta que podemos comprar una solución más que solvente por menos de 200 euros, la potencia sonora de una Smart TV es un detalle que vamos a obviar totalmente a la hora de escoger un televisor inteligente. Eso sí, queremos romper una lanza en favor del fabricante japones, ya que nuestra experiencia nos ha demostrado que las Smart TV de Sony son las que mejor calidad auditiva ofrecen.

¿Que has leído las especificaciones de una Smart TV premium que llega con tecnología Dolby Atmos o icluso DTS:X? Claro que es posible, pero la calidad del sonido que ofrecerá ni se acercará a lo conseguido por una barra de sonido. Y ya no hablemos de un buen sistema de altavoces 5.1 conectados a un receptor AV. ¿Recuerdas la importancia de escoger múltiples opciones de conectividad? Pues es principalmente para que, si en un futuro te compras una nueva barra de sonido, puedas sacarle el máximo partido.

TCL Barra de sonido

Sintonizador digital de nueva generación: DVB-T2/S2/C2 y ATSC 3.0

Por último, vamos a hablar del TDT. Aunque más bien poco, ya que es una soberana tontería perder el tiempo. Que sí, que hay nuevas versiones del TDT, como el DVB-T2 en Europa, pero no vale la pena perder el tiempo. Sobre el papel, podemos decir que esta tecnología aporta una mayor robustez, flexibilidad y mayor eficiencia. De esta manera, se consiguen calidades UHD, permitiendo reproducir contenidos en gran calidad.

¿El problema? Que este estándar no llegará hasta 2022 a Europa. Y luego depende de las cadenas de televisión que realicen la inversión correspondiente para poder reproducir contenidos en este formato. A día de hoy, sigue habiendo cadenas que ofrecen contenidos en HD, o hacen un reescalado de mala calidad al 1080p. ¿De verdad te crees que en los próximos 5 años vas a poder ver contenidos televisivos en calidad 4K en España? Mucho nos tememos que es una utopía.

De esta manera, céntrate en los puntos anteriores a la hora de comprar una Smart TV en condiciones.  De esta manera, podrás escoger la opción que más se ajuste a tus necesidades, además de poder sacarle el máximo partido a tu televisor inteligente.

To Top