Imagen

Empieza la guerra ente Samsung y LG: ¿Qué certificación 8K para Smart TV es la más real?

Smart TV 8K de Samsung

La guerra de las Smart TV 8K no ha hecho más que empezar. Los grandes fabricantes comienzan a presentar sus soluciones con esta resolución. Ya, durante la pasada edición del CES de Las Vegas, además de la IFA 2019, pudimos ver los primeros modelos 8K del mercado. Y, parece que la próxima edición del Consumer Electronics Show pinta más interesante que nunca. Y Samsung y LG quieren ser los grandes protagonistas.

Ambas firmas mantienen una pugna por ofrecer la mejor Smart TV 8K del mercado. Tanto Samsung como LG están preparando toda la artillería para que el CES 2020 sea su gran salto a esta nueva resolución. Aunque, hay que reconocer que, de momento, Samsung parte con desventaja. Y es que, la firma con sede en Seúl fue excluida de la certificación 8K Ultra HD ya que no cumplía los requisitos. Y claro, LG aprovechó para sacar pecho, ya que la CTA sí que otorgó esta certificación a su televisor 8K.


Smart TV 8K de Philips

Samsung contraataca: su Smart TV 8K recibe la correspondiente certificación

Es cierto que tanto Samsung como LG y Sony han presentado su gama de Smart TV 8K con uno o más puertos HDMI 2.1. El problema es que, ninguno de estos modelos estaban certificados, por lo que no podían promocionar esta compatibilidad. Hasta ahora. Y es que, el proceso de certificación HDMI 2.1 ha sufrido unos cuantos retrasos. Para ello, necesita que un centro de pruebas autorizado (ATC en sus siglas en inglés) realice la certificación por etapas. Una de las primeras pruebas involucra el soporte HDMI 2.1 para señales de video de mayor ancho de banda, mientras que las pruebas posteriores certificarán características opcionales HDMI 2.1.

Análisis Samsung Q900R, ¿vale la pena comprar una Smart TV 8K?

Ahora, Samsung puede sacar pecho, ya que su familia Q950R es la primera Smart TV 8K con certificación HDMI 2.1. Tal y como indica la compañía coreana, «la versión certificada está relacionada con el nuevo formato de transmisión de vídeo HDMI 2.1, que incluye 4K 120Hz y 8K 60Hz, lo que permite a Samsung anunciar oficialmente el televisor 2019 con capacidad HDMI 2.1». De esta manera, ahora Samsung puede presumir de FRL (Enlace de velocidad fija en su siglas en inglés), la nueva tecnología de señalización en HDMI 2.1 que reemplaza TMDS de HDMI 2.0. Esta tecnología de señalización aumenta de forma notable el ancho de banda de vídeo de 18 Gbps en HDMI 2.0 a 48 Gbps en HDMI 2.1. Un imprescindible para ver contenidos 8K.

Además, el HDMI también cuenta con otra características, como eARC, VRR, QMS y ALLM, aunque la familia Q950R de Samsung es compatible con ALLM. Y ojo, que el vicepresidente de la división de pantallas de Samsung ha afirmado que, no solo las consolas Playstation 5 y Xbox Series X aprovecharán esta tecnología, sino que además los futuros lectores Blu Ray UHD también aprovecharán el HDMI 2.1.

 «A medida que la certificación oficial de HDMI 2.1 esté en pleno apogeo, se lanzarán varios dispositivos equipados con HDMI 2.1, como consolas de juegos de consola y reproductores de Blu-ray. Como líder tecnológico en la industria de la televisión, proporcionaremos el mejor valor para consumidores respondiendo proactivamente a varios estándares técnicos que se desarrollarán en el futuro «, dijo Lee Hyo-gun.

Smart TV 8K

Vale, pero ¿qué certificación 8K es más válida, la de LG o la de Samsung?

Los requisitos para tener la certificación 8K de la 8KA, los televisores deben tener una serie de características. Para empezar, hay que contar con hardware compatible con contenidos 8K. Para ello, se pueden reproducir esos contenidos, además de tener un brillo máximo superior a 600 nits, transmisión de imagen de HDMI2.1 y soporte para el códec de video de alta eficiencia (HVEC). Decir que estos requisitos son diferentes a los de la CTA (Asocación de Tecnología del Consumidor).

En el caso de la certificación que sí tiene LG, los parámetros son similares a los de la 8KA, pero también incluye un requisito mínimo de modulación de contraste del 50 por ciento, lo que significa que al menos la mitad de los píxeles de un televisor deben distinguirse a simple vista para calificar. Y Samsung no cumple ese requisito.

Habrá que ver cómo acaba esta guerra, aunque hay que decir que la agencia 8KA cuenta con el apoyo de Hisense, Panasonic, TCL, Intel y Tencent, por lo que habrá que ver hacia qué bando se decanta Sony, otro de los pesos pesados del sector. Seamos claros: la certificación de la CTA es más difícil de cumplir, por lo que muy probablemente acabe estandarizándose la que ha conseguido la Smart TV 8K de samsung.


 

Únete a nuestro canal de Telegram

To Top